Navigation Menu+

En el embarazo

Pilates entrena a tu cuerpo para sentirte fuerte, en balance y más flexible. La respiración y relajación son muy importantes para el control de cada ejercicio realizado.

En el embarazo, Pilates fortalece tu abdomen, espalda y piso pélvico sin afectar otras áreas sensibles durante esta etapa. Asegúrate de que tu doctor te permite realizarlo y tomar clases especiales para embarazadas.

Ventajas de hacer Pilates durante el embarazo:

1. Fortalece tus músculos abdominales, lo que ayuda a tu cuerpo a enfrentar mejor los cambios generados por el aumento de peso por el crecimiento del bebé y por los cambios hormonales que pueden facilitar las lesiones.

2. Reducir el dolor de espalda, ejercitando los músculos más profundos del abdomen que estabilizan tu espalda y pelvis.

3. Fortalece el piso pélvico, que da soporte al útero mientras tu bebé crece.

4. Balance, que puedes sentirte más vulnerable mientras estás embarazada. Pilates fortalece tus músculos y te ayuda a desarrollar más estabilidad.

5. Quita presión de tu espalda y pelvis, con ejercicios para relajar dichas áreas y al final del embarazo ayudar al posicionmiento del bebé para el parto.

6. Practica la relajación y control de respiración, importante para embarazo y parto.